01 - Qué son los modelos mentales y para qué sirven

Logo

Nada más lógico que empezar por el principio.

Qué son los modelos mentales

Los modelos mentales son marcos de referencia a través de los que pensamos e interpretamos el mundo y lo que nos rodea. Es decir, que son las formas en las que pensamos y lo que utilizamos (consciente o inconscientemente) cuando lo hacemos.

Un modelo mental es una representación de cómo funciona el mundo. Nos permite interpretarlo, hacerlo comprensible y explicarlo.

Lo que ocurre es que el mundo es demasiado complejo y, cada día que pasa, más. Las soluciones únicas o sencillas, en los temas importantes, no existen. Del mismo modo, tampoco existe un modelo mental único que lo explique todo o sea adecuado para interpretar correctamente todas las situaciones.

Por eso, las personas más inteligentes (de manera consciente o no) conocen y utilizan multitud de modelos mentales diferentes. De esta manera, a la hora de generar ideas, tomar decisiones o resolver problemas, esos modelos les ayudan a ver las cosas con una perspectiva más amplia y desde más ángulos.

Para qué sirven los modelos mentales

Imaginemos una casa, estamos frente a ella y la observamos. Alguien nos pregunta: «¿Cómo es la casa?».

Si estamos delante podríamos decir que es blanca, tiene una puerta y dos ventanas. Pero quien la vea desde atrás puede decir que tiene jardín y quien está dentro que está bien equipada, con sótano y un comedor amplio. Todas esas respuestas son correctas y la mejor definición de la casa es la que reúne todas esas perspectivas.

Los modelos mentales son formas de pensar que nos permiten observar «la casa» que tengamos delante de múltiples formas, teniendo información más completa y siendo capaces de analizar de maneras que el resto no, ya que se quedan atrapados por una perspectiva limitada y uno o dos puntos de vista.

Por eso, los modelos mentales nos ayudan a pensar mejor y tienen su origen en las más diversas disciplinas. Eso está bien, aquellos familiarizados con muchos campos de trabajo suelen ser buenos pensadores y tener más éxito. De hecho, esta es la tesis básica de uno de los libros más interesantes de 2019, Range de David Epstein.

Cuantos más modelos mentales, más probabilidades de ver las cosas como son y caer en menos trampas.

Si tenemos que comprar la casa y nos ceñimos a una forma de analizar, podemos decir que sí al ver la bonita fachada blanca, para luego entrar y darnos cuenta demasiado tarde de que todo está en ruinas.

Al aprender modelos mentales, estos se integran en mayor o menor medida dentro de nuestra manera de pensar. De este modo, cuando estamos ante una pregunta, una decisión, necesitamos ideas o resolver problemas, tenemos muchas más herramientas que el resto.

Pensamos diferente, pensamos mejor.

Del mismo modo, si conocemos más modelos mentales y cómo funcionamos en realidad, también tenemos más herramientas para elegir la más adecuada en cualquier situación.

Quien no los conoce, y tampoco se preocupa de modelos, sesgos cognitivos y técnicas, tiene solo un martillo y lo usará para todo, estando limitado y realizando una labor mediocre en muchos casos en los que el martillo no sea la herramienta adecuada.

Un par de ejemplos de modelos mentales

Para remachar lo visto, veamos un par de ejemplos.

El modelo de aversión a la pérdida

Proveniente de los estudios de la psicología social, este modelo nos enseña que las personas están más motivadas a moverse para evitar la pérdida de algo que tienen, que para ganar algo que no poseen aún.

Conociendo ese marco de referencia, por ejemplo, a la hora de motivar a alguien podemos enfocar nuestro discurso en lo que perderán si no hacen algo, en vez de en una posible ganancia.

El modelo de pensamiento gris

Este concepto enseña que, aunque las personas estamos programadas para pensar en blanco y negro e inclinarnos por términos absolutos, la verdad no suele estar en los extremos y es de color gris, influenciada por diversos factores que, en muchas ocasiones, ni siquiera son claros.

La esencia práctica del modelo de pensamiento gris, expresada por Steven Sample en su libro The contrarian’s guide to leadership es:

No te formes una opinión sobre un asunto importante hasta que hayas escuchado todos los argumentos y hechos relevantes, o hasta que las circunstancias te fuercen a formar dicha opinión sin poder recurrir a todos los hechos.

Como vemos, ser consciente de esos modelos mentales, que provienen de la física, la economía, la filosofía y toda clase de disciplinas, nos permite pensar y decidir mejor en cualquier circunstancia.

Y de eso se trata, de ir llenando nuestra caja de herramientas un poco más cada semana.

Escuchar, leer, ver

Escuchado

Esta versión acústica de Holy, de los escoceses Frightened rabbit ha estado dando vueltas a mi alrededor esta semana. Descansa tranquilo, Scott Hutchinson.

Leído

Nunca se vuelve más fácil, simplemente vas más rápido. Greg Lemond, primer norteamericano que ganó el tour de Francia.

Y si se vuelve fácil, cuidado.

Visto

Simone Bramante

Simone Bramante es un maestro integrando paisajes y personas en su fotografía, con un estilo muy personal. Instagram

Hasta la semana que viene.

Firma

¿Quieres recibir el siguiente número en tu email? Apúntate

.